•junio 24, 2014 • Dejar un comentario

A propósito del cariño que siento por ti.

Recuerdo el sonido de tu andar,

es como la compañía que presta la nostalgia.

José Pastrana

Exánime

•noviembre 3, 2012 • Dejar un comentario
La altiva trayectoria de sus dudas,
como el vacilo que descifro en ellas,
a propósito de sus enfados,
que amarla es deseo vano
cuando no se atesoran las horas bellas.
Inmerso en el abismo me encuentro
cuando rivalizo con su silencio,

y que duerman en sus labios las palabras
cuando en las noches con vos me duermo,
como las estatuas blancas que se postran en su vientre
sus brazos son como el viento de mayo
y sólo reparo en dar besos en su frente.
Eres la heredera de los vientos,
errante dama de arena y caracoles
que son tus pisadas fuertes como tus humores,
que no me canso de repetir que te amo cientos.
Que a fuerza de no ser tautología
lo nuestro se vuelve violetas y melancolía
como el estribillo en una canción
somos vida, la idea del amor
lo que al mar el vaivén de las olas, la pasión.
J. Pastrana

A propósito de las marchas y Movimientos Sociales.

•octubre 2, 2012 • Dejar un comentario

Opiniones encontradas al respecto de las marchas y movimientos sociales. Hay quienes dicen que ya no sirven y que ni sentido tienen más el de entorpecer la vida pública en general -que algunos creen tener-; se piensa que son movilizaciones intrascendentes y de alcance sucinto. La excusa ideal para quienes buscan abrazar la dispersión o el ocio y evadir un día de escuela o de trabajo (no dudo que haya quien lo aproveche de esa manera).
Sin embargo, los MS han sido núcleos que han estimulado las transformaciones socio políticas y culturales a lo largo de la historia. Las movilizaciones han nutrido de nuevas formas de construir la identidad. Habría que poner el acento en la enseñanza social que estas sugieren, lo que las vuelve fuerzas estructuradoras, y que es un elemento esencial de cualquier MS. Es decir, significa reafirmar la consciencia de clase; además de que permite la apertura de espacios de interacción creativa entre los individuos, volviéndose espacios públicos en donde la articulación de intereses, con regularidad, llega a afectar al grueso de la población.
La marcha del 2 de octubre es un movimiento genuino porque atiende la memoria histórica y se vuelve testimonio de los hechos que lamentablemente ocurrieron en ese entonces. Evidencia del terrorismo de Estado y de la capacidad de represión de nuestros gobiernos. Es un movimiento auténtico y que no debe perderse, pues reivindica la protesta social y redignifica a las y los estudiantes que dieron la vida por construir un mejor país para las clases menos favorecidas.

Así se oyen las pisadas de una mujer que llega.

•agosto 20, 2012 • 1 comentario

Encuentro cercano del mejor tipo.
Antes en mi el amor fue ciego,
por no ver en tí,
las magnolias que queman el cielo.

Exagero.

•agosto 20, 2012 • Dejar un comentario

Intenté, sin mucho éxito, arrancar la cortina que se empeña en obstruir el paso de la luz a mi pequeña sala de música, en donde se daban conciertos íntimos notables que abarrotaban el interés ajeno. En mi paso por la intimidad me hallé entre conversaciones sin fin y extraviado en la Ciénaga del sentido común, empiezo a notar que circulan juicios vestidos de suspicacia, cubiertos de sábanas diáfanas; como palabras sin piernas que pasean noctámbulas, vagabundas; como rondan las luciérnagas las noches; como lucubraciones sin provecho en el enamorado más ecuánime, el más equilibrado. Circulan y se colocan  en donde has prohibido hacerlo, en el redil de tu intermitente titubeo que se ajusta a los latidos del fatuo, al ruido insoportable que emana de la figura ladina, fuente de mi irreductible desquicio. Ensombrecido por su presencia, me tiendes la alfombra roja para despedir mis cabales. Exploras la elasticidad de mis aprensiones, de mis barruntos con actos de omisión premeditados, con tesón deliberado, que me hacen dudar de caminar solo en los jardines del edén de tus deseos indómitos que creo ignorar.

Tratando de cartografiar las coordenadas de donde emana la autoridad indescifrable que ejerce ante ti y que inunda mi atmósfera con ceniza, encargada de asfixiar mi sosiego, aquel que resguarda el buró de mis emociones de pésimo acabado. Y sólo me consuelan tus tiernas caricias, tus frases citadas y la idea de que su figura no hace presencia, sino, en la materia de la ocasión ¿qué hago con lo que siento? Si siento que me fía el amor para después cobrármelo: el tuyo.

Exagero: ese es el estado de ánimo del amor; su personalidad incorregible.

J. Pastrana

Justificable.

•julio 8, 2012 • Dejar un comentario

Son tus ojos
gemas de incalculable fulgor;
es tu cabello
cascada de interminables hebras de seda;
son tus manos
fuentes de evocaciones magestuosas,
vertidas en la penumbra;
tus lágrimas
agua que corre sobre la tierra,
perlas exhaladas del alma;
son tus labios
manifiestos de ternura;
tu voz
composición de la antología de lo vivido,
de donde emergen los vocablos perpetuos;
tu presencia
testimonio del dolor,
de la melancolía,
de la lucha,
del triunfo,
de la faena de amar,
del requerido cortejo,
del coqueteo infalible,
de la mesura infranqueable.
Son la alegría de tus pasos,
sintonizados con el latido de la tierra
lo que adoran
mis pensamientos;
es a través de tus ojos
que emana el daguerrotipo
de nuestras vidas,
es a través de ellos
que inhalas
el sueño de nuestras almas en comunión.
Es tu mano sobre la mía,
son nuestras miradas
de complicidad,
nuestros ademanes sin ensayar,
nuestro habitual afecto,
nuestros cuerpos en perfecta sincronización;
son destellos del corazón,
son muecas de impaciencia,
de anhelo,
de ideas con formas indescifrables,
salvo para quienes transitan por el mismo bucle,
el del amor.
Es por eso que justifico
mi devoción hacia ti.

Es por eso que el gazpacho
ya me es familiar,
y rendirme ante lo que aún no he probado
es sintoma de que me has cautivado.

J. Pastrana

El eco del vacío…

•junio 21, 2012 • Dejar un comentario

Lo que tocamos sufre la huella del tiempo.

La vida transita de la risa al llanto,

habitaciones sin muros,

un juego de niños,

estoy vivo,

pero aún no despierto.

Se vierte la idea en mi vasija

de lo que no es esencia,

el diseño del vacío.

Trato de entender lo que es nuestro del tiempo,

el presente sin presente,

cuerpos sin memoria.

Transcurre el pensamiento derramado en las horas,

en ansiedades reprimidas,

en amores mal intencionados,

en atentados a la razón,

de juicios perversos y prejuicios.

Naufrago entre sensaciones falsas.

La vida ha arrancado su breve carrera,

sin darme cuenta soy parte del certamen

y no es que no entienda,

fui concebido para no entender,

se me enseña a ignorar,

a asumir sus explicaciones como las únicas posibles,

ofuscando motivos.

Y si miro hacia atrás,

entiendo que he caminado mucho.

Y no voy a ningún lado.

J. Pastrana